Ser viajero responsable en Perú

Ser viajero responsable en Perú

Juntos podemos hacer que este país que recorremos y admiramos siga siendo un lugar preservado, respetado en sus recursos materiales y humanos.
Aquí algunos de nuestras acciones orientadas a hacer de éste un viaje sostenible y socialmente responsable.

• Pensamos en grupos pequeños
Nuestros grupos usualmente varían entre 4 y 15 viajeros. Exceder esta cifra podría generar efectos colaterales negativos que afectarían tanto a la cohesión del grupo y la calidad de la experiencia, como la integridad de los lugares visitados.

• Trabajamos directa y activamente con proyectos de turismo comunitario
Una de nuestras principales apuestas ha sido la apuesta por el turismo rural comunitario, proyectos operados por comunidades campesinas o nativas. Proyectos ya consolidados que han podido definir un precio justo para la prestación de sus servicios.
Las comunidades campesinas andinas, así como las de la selva, han estado protegidas durante años por la ley de comunidades, pero en los últimos años están siendo amenazadas desde diversos sectores que buscan, en muchos casos acceder a los recursos que se encuentran bajo su suelo. Se les acusa de no ser “productivas”. El acceso complementario al mercado del turismo puede constituir un elemento importante para dinamizar sus economías. Ello, sin embargo debe realizarse con el debido cuidado y bajo criterios técnicos

• Viajamos a lugares no convencionales
Muchos viajeros tienen en mente la imagen de Machu Picchu como el principal atractivo que vende el Perú. Sin embargo, existen además muchos otros, igualmente impresionantes y mejor preservados que no están en los catálogos de viaje ni en las guías de turismo. Lugares seguros, con proyectos turísticos de primera calidad que a veces son únicamente aprovechados por la población local o por viajeros que acceden a información privilegiada.

• Buscamos minimizar nuestro impacto sobre el entorno
Minimizar el impacto ambiental de nuestras operaciones implica llevar a cabo medidas operativas que nos permitan realizar nuestras actividades en armonía con el entorno. Para ello hemos considerado algunos lineamientos que incluyen: la reducción en la generación de desechos, el uso de dispositivos diferenciados para desechos sólidos, el transporte de nuestros desechos fuera de las áreas visitadas, la prohibición explícita de la caza de animales y de la extracción de plantas nativas, la prohibición de entrar a lugares arqueológicos que estén expuestos al saqueo, entre otros.

• Respetamos la cultura
Debido a que nuestros viajes incluyen la visita y estadía en comunidades campesinas y nativas, compartimos con amabilidad y respeto sus tradiciones, celebraciones y forma de vida, tratando en lo posible de no transgredir ni cambiar sus creencias y costumbres. Ponemos especial énfasis en minimizar las diferencias que podríamos representar con nuestras vestimentas, nuestro lenguaje y nuestra forma de dirigirnos a los pobladores locales.

Comparte esta página:

    Síguenos:

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.

ACEPTAR
Aviso de cookies